Entrevista a Horacio Pagani

https://autoblog.com.ar/2019/03/07/horacio-pagani-ningun-cliente-me-lo-pidio-pero-vamos-a-hacer-un-auto-electrico/

Texto y fotos de Dominico S. Lee
@DommyLee

Desde Ginebra (Suiza) – En el segundo piso del Salón de Ginebra 2019, entre monstruos como RimacKoenigseggBugatti y Porsche, se encuentra el stand del constructor argentino Horacio Pagani. Esta es una ocasión especial: su compañía italiana, Pagani Automobili, celebra 20 años de la presentación del primer Zonda C12 en el Salón de Ginebra de 1999.

La estrella del stand es el Zonda 001, que se restauró por completo para esta ocasión (ver nota aparte).

Espero sentado mi turno para la entrevista, en un sector privado del stand. Horacio Pagani, siempre ocupado y muy requerido, se sienta en mi mesa después de haberse reunido con Dieter Zetsche, presidente del directorio de Daimler. Pide un café con leche. Yo iba ya por mi tercera copita de Dom Perignon. Comienza la charla

-¿Qué significa para usted estos 20 años de Pagani Automobili?
-Es bastante increíble pensar que ya pasaron 20 años, ver el primer Zonda, ver que todavía están los primeros colegas que trabajaron conmigo hace 20 años y, por supuesto, ahora la compañía ha crecido y es una gran responsabilidad, ¿no? Es una satisfacción, pero también una gran responsabilidad. Me acabo de encontrar Dieter Zetsche, el numero uno de Daimler, que fue ya en el año ‘93 una de las primeras personas que creyó en mí. Y él me decía que cuando pensó que mi auto podría tener un motor Mercedes-Benz, para él fue una gran responsabilidad, porque había mucha gente que no estaba de acuerdo con este proyecto, que no estaba de acuerdo con el hecho de que tuviera un motor Mercedes y todo lo demás. Pero lo lindo, dice, es que ahora que pasaron 20 años, todos quieren seguir haciendo proyectos con Pagani Automobili, porque fue tan buena la relación en estos años, fue todo tan bien, que no hubo nunca un problema. Siempre trabajamos de un modo tan armónico, con tanta pasión y con tanto entusiasmo, que estamos felices de haber colaborado juntos y de seguir pensando en el futuro. Esto me alegra realmente mucho.

-¿Qué le hizo tomar la decisión de abandonar la Argentina para cumplir su sueño y qué dificultades tuvo para concretarlo?
-Digamos que yo siempre tuve esta gran pasión por el auto, esta gran pasión por Italia, por el auto de Módena. Ya de muy pibe, cuando tenía 14 o 15 años, yo le decía: “Mamá, voy a ir a Italia a construir mis autos”. Ya evidentemente, si esto se lo dije casi 50 años atrás, era porque estaba convencido. Ya que llegar a Italia no fue fácil, porque llegué sin nada, con mi mujer jovencita, pero con tantas ganas de hacerlo, con pasión y respeto hacia los otros. Sobre todo, respeto hacia las otras marcas: Lamborghini me dio la primera posibilidad. Fue un camino, fue un camino no fácil, porque tené en cuenta que nunca he tenido sponsors. Siempre me he tenido que arreglar con mis propios medios económicos, así que pensar que hoy llegamos a esto, que tenemos un buen equipo, nuestros autos son los más caros del planeta. Nuestros clientes vuelven a comprar nuestros autos, hay gente que tiene 10 Pagani y esto es una alegría y una responsabilidad. La compañía es de la familia: el 97% es de mi hijos, mi mujer y mía, así que nos movemos con libertad, no tenemos presiones. La única presión es del cliente.

-¿Cuáles fueron los obstáculos más difíciles al arrancar este emprendimiento?
-Al inicio, fue que cuando se funde la Bugatti de Campo Calliano y deja un montón de deudas en nuestra zona, y también entre los proveedores. Claro, yo necesitaba frenos, gomas, gente que me hiciera cosas y nadie me daba crédito. No me lo querían hacer ni siquiera. Eso fue muy difícil, porque yo entendía, pero lo poco que hacía lo pagaba y no quería ser considerado como uno que iba a dejar deudas, ¿no? Ellos dejaron el equivalente de 50 millones de dólares dando vueltas. Bueno, eso fue complicado. Hacer un auto y homologarlo no fue simple, presentamos el auto hace 20 años, Full Homologation Europe. Y después, al venderlo, el auto costaba dos o tres veces lo que costaba una Ferrari o una Lamborghini. Era un auto costoso, que tenía una marca completamente desconocida. Pero yo creo que, en cualquier rubro de la vida, donde se trabaja en serio y con pasión, con seriedad y con rigor, los resultados antes o después llegan. En tu trabajo, en el trabajo más humilde, antes o después los resultados llegan.

-¿Cuáles son los desafíos que tiene por delante?
-El mundo está cambiando, la movilidad está cambiando. Los nuestros son autos emocionales. Estamos proyectando un nuevo auto para el 2021/2022, que será completamente nuevo y va a tener el nuevo V12 turbo de Mercedes-AMG para nosotros. Un motor nuevo, por completo. No será hibrido, pero va a haber una versión del auto, que llamamos C10, completamente eléctrica. Y habrá que afrontar desafíos. Ningún cliente me pidió un auto eléctrico. Ningún dealer me pidió un auto eléctrico, pero creo que hay hacer un auto eléctrico y el desafío es mucho más grande, porque si tú me dices que hay 10 personas que están interesados en comprarte un Huayra versión especial, yo lo hago. Pero si nadie te pide un auto eléctrico y lo hacés, es un desafío mucho más grande. Son muchas decenas de millones de euros para hacer el proyecto. Solo 20 millones para desarrollar las baterías. Y esto son los desafíos a futuro. Seguir haciendo que los autos generen emoción. Estos son autos inútiles. No te sirven para llevar los chicos a la escuela. Y si no dan emoción, la gente no los compra. ¡Simple! Este es un desafío del mundo automovilístico, no es un problema sólo para Pagani: para nosotros es más grande, porque el cliente de Pagani todavía te pide el auto con la caja manual. El 70% de la gente lo pide con cambio manual y se lo hacemos con caja manual, paddle shift y eléctrico.

-La industria automotriz italiana está complicada en estos días, ¿cómo afecta esto a Pagani Automobili?
-Italia es muy difícil para todo. Todo es complicado en Italia. Es una gran burocracia. Por eso, la gente no viene a invertir a Italia. Lamborghini y Ferrari siguen sacando un montón de autos. El auto de Módena tiene una historia. Yo estoy muy contento, porque también eso fue un desafío muy grande. Llegar a Módena para fabricar autos, donde están esos monstruos, no era fácil

-Pero ahora Pagani Automobili es un monstruo más…
– ¡Jé!

-Come sta il tuo capo?
-Carlos? C.C.? Bien!

D.S.L.

Gracias a Carlos, Autoblog Argentina. And thanks to @thomas_trvl for the photos with Horacio.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s